HORARIOS:
LUNES - VIERNES: 09:00 am - 6:00 pm
SÁBADO: 10:00 am - 2:00 pm
LLÁMANOS HOY:
Tel:(81) 1234 4300
Whatsapp: 8124-141700
contacto@airbagmexico.mx

La importancia de los airbags

image

Bolsas de aire: Importancia

Adicionales a los cinturones de seguridad, las bolsas de aire en tu vehículo reducen para tus acompañantes y para ti el riesgo de que mueran en un accidente automovilístico, pues en caso de colisión minimizan los daños que ustedes podrían sufrir en la cabeza y la parte superior del torso.

Instaladas cada vez en más vehículos desde 1981, cuando la Mercedes Benz comenzó a incluirlas en su Clase S, las bolsas de aire tardan en inflarse menos de un segundo ante un impacto superior a los 65 kilómetros por hora y permanecen así sólo unas décimas de segundo, aligerando la fuerza aplicada sobre los tripulantes del auto colisionado.

Estos aditamentos están diseñados como un complemento al cinturón de seguridad, para salvarles la vida a personas que miden entre 1.50 y 2.10 metros de estatura y pesan más de 35 kilogramos; los resultados pueden ser diferentes para niños y mascotas, por lo que es recomendable que siempre lleven puesto el cinturón al tripular un vehículo, independientemente de quién lo conduzca y la longitud del trayecto.

Las bolsas de aire están diseñadas para minimizar los daños en la cabeza y en la parte superior del torso, se estima que en caso de un impacto frontal, su uso puede reducir el riesgo de muerte en un 30%.

Dependiendo del modelo, un vehículo puede incluir bolsas de aire frontales, laterales, para la cabeza y las rodillas; su funcionamiento comprende tres componentes:

  • Dejar una distancia de no menos de 30 cm entre el volante y el esternón del conductor.
  • La bolsa: Confeccionada con nailon lubricado.
  • El sensor: Ubicado en el exterior del auto, le señala a la computadora cuándo hay que inflar la bolsa.
  • El sistema de inflado: Libera nitrógeno para inflar la bolsa.

Ante el riesgo latente de una colisión y consecuente inflado de la bolsa de aire, te recomendamos que siempre que manejes dejes una distancia de al menos 30 centímetros entre el volante de tu vehículo y tu esternón; para evitar lesiones en tus extremidades superiores, procura conducir con ambas manos sobre el volante, posicionándolas como si marcaran las 9:00 y las 3:00 en un reloj; si tu volante es de posiciones, haz que apunte hacia tu tórax, jamás hacia tu cabeza.

Asimismo, si tienes niños pequeños, nunca deben viajar en el asiento delantero, deben acompañarte en la parte trasera y traer siempre puesto el cinturón de seguridad; si viajan en el asiento del copiloto, corren el riesgo de que la bolsa de aire se abra y los asfixie; por el mismo motivo, jamás ubiques un asiento para bebé frente a una bolsa de aire.

Siempre ten en cuenta que las bolsas de aire son aditamentos secundarios de seguridad, el cinturón de seguridad es el mayor responsable de salvar vidas ante accidentes vehiculares y su uso correcto nunca está de más.